¿Con qué revestir una pared interior? Top ideas

con qué revestir una pared interior

Existen una gran variedad de revestimientos interiores, desde los más tradicionales como la madera y la piedra hasta los nuevos materiales y formas de presentación. Esto puede llegar a ser un verdadero desafío al escoger el tipo de revestimiento y su estilo, por ese motivo, hoy te diremos las mejores ideas sobre con qué revestir una pared interior. Por otra parte, también queremos remarcar que todos los materiales que te vamos a exponer están disponibles en nuestro catálogo, no dudes en echarle un vistazo.

Pintura y revoques

La pintura es uno de los revestimientos más comunes, que permite un acabado final delicado y del color que se desea. También se puede recurrir a revoques o estucos, como el famoso gotelé, para disimular imperfecciones en el tabique original.

Las ventajas de la pintura es que se puede renovar constantemente, variar los colores y es una solución muy económica, pero para hacerlo requiere obra, por lo que implica suciedad y puede llegar a ser un inconveniente si se llegan a presentar problemas de humedad interna dentro de la pared.

Revestimientos de piedra

Otro material con qué revestir una pared interior es la piedra, que aporta un estilo rústico, pero a la vez con gran elegancia, perfecto para dar un toque original a cualquier estancia. Una alternativa con increíbles resultados son los revestimientos de imitación, más baratos y fáciles de instalar, logrando unas similitudes impresionantes con el material natural.

Paneles de madera natural y de imitación

Los revestimientos de madera aportan mucha calidez a las estancias, además de adaptarse a muchos tipos de decoración según el tipo de madera que se utilice. Se pueden recurrir a revestimientos y paneles de imitación que consiguen un acabado muy difícil de diferenciar, mucho más económicos y que palian problemas de mantenimiento que suele tener la madera natural.

Azulejos y cerámicas

Este tipo de revestimientos son muy comunes en baños y cocinas, donde suele haber más presencia de humedad, pero puedes encontrarte en el mercado revestimientos cerámicos con distintos acabados y efectos, perfectos para decorar otras estancias a la hora de determinar con qué revestir una pared interior. En Rufino Navarro tenemos una de las colecciones de cerámicas más amplias a nivel nacional, con más de 1.000 piezas en exposición, seguro que encontrarás la que más encaje con tu estilo.

revestimiento ceramico

Placas de yeso 

Las placas de yeso resultan de gran ayuda dentro de la construcción en seco, pues su revestimiento forma parte de las mismas paredes de la vivienda, muy útiles cuando se están llevando a cabo reformas integrales y se pretende redistribuir los espacios, o para revestir paredes viejas de mampostería o madera. La desventaja más notable es su debilidad a la humedad, aunque existen placas especiales que solucionan este problema.

Papel pintado y frisos 

El clásico papel pintado nunca se fue del todo y vuelve a pisar fuerte, fabricado con materiales más resistentes y una gran variedad de estilos que hacen que combine con la pintura y la decoración. Además, los nuevos modelos se pueden quitar y reemplazar con mucha facilidad, por lo que se pueden cambiar con relativa frecuencia si nos cansamos de un diseño concreto. A la hora de saber con qué revestir una pared interior en referencia al papel pintado tienes que tener en cuenta que hay muchos acabados y calidades, por lo que dependiendo de esto los puedes encontrar resistentes a la humedad o bien algunos que no la encajan muy bien, consulta siempre con expertos. 

Vidrio

El vidrio aporta amplitud a los espacios y un diseño elegante a cualquier habitación. También no podemos encontrar vidrio lacado, que tiene una superficie colorida y brillante que imprime mucha personalidad. 

Se trata de un revestimiento muy moderno, con una gama casi infinita de colores y resistente a las manchas y a la humedad.

Paneles tridimensionales

Este tipo de paneles suelen colocarse tanto en paredes como en techos y se caracterizan por poseer patrones con relieve que crean efectos visuales en la superficie donde se instalan. Estos pueden ser colocados tanto en paredes de mampostería, madera y sobre otros revestimientos, permitiendo además cubrir imperfecciones y absorber la humedad.
Ahora que ya conoces las principales ideas de con qué revestir una pared interior, en rufinonavarro.com las podrás poner en práctica con todos los revestimientos que disponemos en nuestro catálogo. ¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.